Mi camino hacia la Salud Integrativa comienza con la Salud Mental.

Cuando era una niña, tenía una ferviente curiosidad por el comportamiento humano, la manera diferente que tenemos de pensar, sentir y reaccionar ante las mismas situaciones.

Me preguntaba si podríamos tener control de nuestros pensamientos y emociones. Me preguntaba por qué en el cole había niñas que no se relacionaban con nadie, y otras que llamaban la atención todo el tiempo.

Era muy preguntona y curiosa.

Me daba curiosidad ver las diferentes maneras que tenemos los seres humanos de relacionarnos los unos con los otros.

Quería saber por qué ocurría eso.

Somos 100% responsables de lo que pensamos, sentimos y hacemos

Tuve la gran oportunidad de rodearme de médicos desde muy pequeña. Incluso la carrera de Psicología la estudié en hospitales, rodeada de batas blancas y con amigas que estudiaban medicina. Saqué matrícula de honor en Neuropsicología y tuve la gran oportunidad de hacer mis prácticas como Neuropsicóloga en el Hospital de la Princesa de Madrid.

Parecía una experiencia prometedora… aunque pronto me di cuenta que no iba del todo conmigo.

Se me dificultaba la posibilidad de conectar con los pacientes, escuchar sus necesidades.

Echaba en falta poder crear un contexto de confianza con los pacientes para que pudieran formar parte activa de su tratamiento.

Me di cuenta que el paciente no era el protagonista de su recuperación, sino que se limitaba a cumplir nuestras recomendaciones, independientemente de su estilo de vida e historia familiar, incluso de su propio entendimiento o aceptación.

De esta manera dificultaba mucho su recuperación. Evidentemente en aquel momento no hablábamos de salud, hablábamos de enfermedad.

Durante muchos años, me alejé de la investigación, de la intervención clínica y el tratamiento de la enfermedad y estuve trabajando con deportistas de alto rendimiento y equipos comerciales en distintas multinacionales, personas “sanas” sin patología aparente.

Esa experiencia me ayudó a entender la capacidad de aprendizaje y adaptación al cambio que tenemos los seres humanos de manera innata y que apenas somos conscientes de ello.

Empecé a observar que en personas “sanas” se normalizaban síntomas como la dificultad a la hora de dormir, la falta de energía, el dolor de cabeza, dolor muscular y articular del cuello y extremidades, la inflamación abdominal, piel seca, malas digestiones, y un largo etc. Yo me incluyo también en el grupo de personas “sanas”.

Indagando, estudiando e investigando maneras diferentes en intervención clínica, me di cuenta que detrás del síntoma había una explicación claramente emocional y de creencias.

Y empecé a observar el síntoma desde su totalidad.

 

Comencé a utilizar distintas herramientas integrativas tanto conmigo como con mis pacientes, obteniendo grandes resultados.

En 2022-2023 estudié un Máster en Suplementación Nutricional Integrativo basado en la evidencia, muy retador para mí como psicóloga, porque entiendo que nuestra biología lo es todo, nuestras neuronas cerebrales no sólo están conectadas entre ellas sino que están conectadas con el resto de nuestro cuerpo a través de nuestras neuronas intestinales y del corazón. 

No todos los cambios conductuales, cognitivos y emocionales ocurren en nuestro cerebro, los profesionales de la salud necesitamos explorar e investigar el orígen de los síntomas de nuestros pacientes de una manera integral y holística.

Nos pasamos la vida en la mente, y nos olvidamos que tenemos un vehículo, un cuerpo que no estamos escuchando y que grita cuando no le hacemos caso.

Nuestro cuerpo está compuesto de agua, aminoácidos, minerales, vitaminas, y mucho más, y que su desequilibrio provoca en nosotros, dolor, patologías y alteraciones, todas ellas interconectadas en todo nuestro organismo.

Por eso se dice que somos una sociedad inflamada.

Porque vivimos en Estrés y no sabemos escuchar a nuestro cuerpo.

Y yo estoy aquí para ayudarte a cambiar eso.

“ El dolor es necesario, el sufrimiento una elección”

Buda

Me llamo Yolanda Ríos.

Soy psicóloga y coach y me encantará enseñarte cómo cuidar tu salud de manera integrativa para que tengas una longevidad saludable.

Formación

Licenciatura en Psicología. Especialidad Neuropsicología

Universidad Autónoma de Madrid (UAM)

Máster en Psicología de la Actividad Física y del Deporte

Universidad Autónoma de Madrid (UAM)

Postgrado de Psicología Cognitivo Conductual: “Intervención en Psicología Oncológica”

Centro Ellis

Postgrado de Psicología Infanto-Juvenil

Centro ISEP Barcelona

Curso Internacional de Psicooncología

Asociación Española de Psicología Conductual. Granada

Curso Superior de Coaching Ejecutivo. ICE Coaching Ejecutivo. Certificación ACTP por la ICF.

Universidad Autónoma de Madrid (UAM)

Practitioner en Programación Neurolingüística (PNL)

PNL Madrid

Trainer ́s Training en PNL

Certificada por la AEPNL

Bases de la Bioneuroemoción M1

Enric Corbera Institute

Máster en Suplementación Nutricional Integrativa Basado en la Evidencia.

ESI (Escuela de Salud Integrativa)

¿Quieres saber cómo puedes cambiar tu vida?

Te ofrezco la posibilidad de dar un giro de 180º a tu vida, tomando conciencia de la importancia que tienes en tu vida, como único protagonista de tu salud.

Elígete a ti.

Historias de éxito

«Llevaba tiempo pensando en que necesitaba ayuda para resolver ciertos problemas personales que me afectaban en el ámbito laboral.

Además, por el tiempo limitado que tenía necesitaba que las sesiones no implicarán desplazamiento.

Supe de Yolanda por una amiga de mi hermana que me habló maravillas de ella y me decidí. Pensaba que quizás al ser sesiones online no conseguiría conectar con ella pero desde el primer momento la cercanía la definieron nuestras conversaciones y no la distancia física.

Durante las sesiones, Yolanda me abrió la mente, me ayudó a encontrar respuestas, a sentirme segura y fuerte.

Me ayudó en la mejora de la gestión de mi tiempo laboral y mi eficiencia y asertividad.

Hubo sesiones que me revolvieron mucho mentalmente pero que han desembocado en un gran cambio interior que veo en mi día a día.

Ojalá me hubiera decidido antes a hablar con ella. Incluso mi hija pequeña, que ha tenido un pequeño problema de ansiedad, ha tenido un par de sesiones con ella, la complicidad se vio desde el principio y la ayuda que le ha brindado ha hecho que mi hija tenga herramientas para ahora y el futuro.

Creo que Yolanda es una apuesta segura para resolver problemas, en mi caso de seguridad y autoestima y gestión del tiempo, de aplicación en el mundo laboral y personal, y no tengo dudas de que en otros muchos campos.»

“Contacté con Yolanda por recomendación de una amiga.

En esa época tenía mucho lio en mi cabeza, familia, trabajo, no veía donde quería ir. Necesitaba poner las cosas en orden para sentirme bien.

He aprendido a decir no en las situaciones en las que no estas a gusto con algunas situaciones o personas.

También a dejar ir a aquellas personas que no me aportaban y no entendía por qué, a entender que no es todo culpa mía y a no sufrir por todo.

Desde el primer día que empezamos sentí confianza de una persona como si fuera amiga mía. Esa ayuda personalizada, esa luz que me iba iluminando haciéndome ver las cosas de manera distinta.

Solo tengo palabras de agradecimiento por haberme ayudado a entender que soy capaz de hacer muchas cosas que antes veía imposibles”

“Contacté con Yolanda en un momento en el que la vida me paró.

Sufrí una importante crisis de ansiedad y sólo sentía miedo. Aparentemente todo estaba bien, no había nada médico que explicara lo que me ocurría.

Durante el proceso con ella descubrí que me había olvidado de mi misma, que me dejaba llevar por la inercia de la vida, pero no era capaz de elegir.

En las sesiones descubrí lo que me hace sentir bien, aprendí a decir que no cuando era necesario y a buscar lo que me hace feliz.

Su acompañamiento fue clave para que ahora sea más consciente de lo que ocurre en mi vida, y poder elegir desde la reflexión; me ha ayudado a dejar atrás mis miedos, aquellas creencias que tanto me limitaban y que ahora contemplo con asombro porque no eran reales, sino fruto de mi pensamiento.

Gracias a ella y a su metodología, me levanto cada día con ilusión.

Yo recomendaría este proceso si como yo, en algún momento has sentido que no sabías cómo seguir viviendo, si no te encuentras bien.

Yolanda puede ayudarte a dejar atrás la tristeza, la apatía.

Te animo a que confíes en ella.

Yo lo hice, y es una de las mejores decisiones que he tomado nunca.

“Cuando conocí a Yolanda yo buscaba una salida a la sensación de impostora que me producía mi trabajo.

Con ella aprendí de donde procedía toda esa angustia y cómo hacer para liberarme de ello.

Además me dio varias herramientas que utilizo muy a menudo para gestionar situaciones que me desestabilizan.

Estando con ella conseguí vencer miedos y saltar alguna barrera que estoy segura que sin ella no hubiera sido capaz de conseguirlo, y de la cual a día de hoy me ha proporcionado un gran cambio profesional.

Es muy buena impulsora, a mí me hizo confiar más en mi misma y te acompaña en el proceso de tal forma que te encuentras capaz de muchas más cosas!

Os recomiendo por supuesto un camino con ella y su metodología”

“Mi nombre es Lucía. Pedí  ayuda de un profesional en febrero de 2020, tenía muchos dolores de cabeza y temblor de la misma, me encontraba decaída y desesperada por mi situación de Salud.

Necesitaba desesperadamente, saber qué me pasaba.

Recuerdo ese primer día, como una toma de contacto, en el que salí de la consulta igual de desesperada por mis síntomas pero con una sensación de alivio y con muchas ganas de volver.

Yolanda me trasmitió cercanía,  y su manera de mirarme y empatizar conmigo me cautivaron.

Tuve dos sesiones presenciales, porque coincidió con la pandemia, pero aún así decidí continuar de manera online.

Me “enganchó” su metodología, las herramientas que utiliza y su manera de hablarme, no quería que pasara el tiempo cuando estaba en sesión con ella.

Recuerdo un día que mis hijos quisieron hablar con ella,  aunque eran pequeños, ellos sabían que Yolanda me ayudaba mucho”.

Ese día lo recuerdo muy emotivo, los tres ayudaron mucho en mi proceso de recuperación.

He aprendido mucho del proceso, tanto es así, que lo recomiendo a todas las personas que considero que puede venirles bien.

Aunque Yolanda le viene bien a todo el mundo.

En las sesiones con ella, aprendí muchas cosas para mí. La más importante es que somos lo más importante de nuestra vida y que debemos cuidarnos y tratarnos con cariño. Que no podemos agradar y gustar a todo el mundo y que “decir no” no significa que caigamos mal o que la otra persona vaya a enfadarse.

Posteriormente, mi marido también trabajó con ella temas y también nos ayudó muchísimo.

Para mí Yolanda es vitamina, una parte muy importante de mi vida. Me ayuda a poner los pies en la tierra y estar presente en el cada momento de mi vida.»

“Tras una época bastante dura en mi vida, supe que tenía que buscar ayuda para colocar algunas bases importantes en mi cabeza.

Decidí darme la oportunidad porque me parecía un tipo de terapia diferente a la que había hecho en otras ocasiones. Además, en la primera llamada con Yolanda sentí muy buena conexión, así que decidí comenzar.

Creo que Yolanda ha hecho un trabajo excelente conmigo.

Algunas de las sesiones no fueron fáciles… sin embargo, era imprescindible que me hiciera preguntas incómodas para yo poder encontrar respuestas acertadas. Una de las cosas que más me ha gustado es lo rápido que he ido viendo resultados.

Con Yolanda, he aprendido entre otras muchas cosas a ponerme en mi sitio cuando me corresponde, a darme más valor del que me daba y a quererme con mis defectos y virtudes sin tener la necesidad de gustarle a nadie, y eso es una liberación absoluta.

Ya he recomendado a Yolanda  a muchas personas cercanas y lo seguiré haciendo, mas es responsabilidad de cada uno tomar el control de su propia vida, y lo cierto es que no todo el mundo está dispuesto a echarle el valor suficiente.

Pero sin duda, merece la pena.”

“Lo que me impulsó a contactar con Yolanda fue ver el resultado de su método y su ayuda en una de mis mejores amigas.

Era un momento de mi vida en el cual me sentía muy perdida e incapaz de tomar decisiones y deposité toda mi confianza en que si Yolanda había podido ayudar tanto a mi amiga, algo podría hacer conmigo.

Tras unas cuantas sesiones empecé a ver la luz al final del túnel, deje poco a poco de vivir triste por el pasado que no vuelve y ansiosa por el futuro incierto. Gracias a ella ordené mi vida y mis pensamientos.

Comencé a priorizar mi palabra, mi espacio-tiempo, mi salud, alimentación etc. Yo siempre digo a mis amigas y familiares que es un acompañamiento integral, cuerpo y mente conectados.

Desde el primer momento conecté mucho con ella, porque siempre sabe dónde y cómo preguntarme para deshacer nudos que ni si quiera sabía que existían, ampliar mi perspectiva y trabajar desde el origen del problema.

De cada una de sus sesiones salgo con herramientas nuevas, propósitos nuevos y pequeños objetivos que sé que puedo cumplir para no frustrarme.

Para mí, su acompañamiento ha sido y es la luz cuando todo se está oscureciendo, cada día aprendo nuevas cosas sobre mí, a escucharme y hacerme caso, a ponerme en primer lugar.

Yo recomiendo un proceso como éste a la gente, que como yo, se haya podido sentir perdida, le cueste decir que NO, le cueste tomar decisiones… también puede ayudarte si estás atravesando un duelo ya que hace muy poco perdí a mi padre y su acompañamiento siempre es de gran ayuda cuando siento que me hundo, sea cual sea el motivo.

Yolanda siempre te proporcionará las herramientas que necesitas para salir de ahí.»

Abrir chat
Hola 👋
¿En qué puedo ayudarte?